InternacionalTitular

Familia real británica en alerta por salud de Isabel II: Hijos viajan a Balmoral y arzobispo de Canterbury reza por ella

La princesa Ana, la única hija de Isabel II, y sus hermanos Andrés y Eduardo se dirigen al castillo de Balmoral (Escocia), adonde también se han desplazado los príncipes Carlos -heredero al trono- y su hijo William para acompañar a la soberana, cuya salud ha empeorado.

También se trasladarán a Escocia Harry y Meghan, según informó un portavoz de la pareja. Los duques de Sussex realizaban esta semana una visita a Europa. Ambos estaban hoy en Alemania, con motivo de una competición deportiva de militares veteranos, y tenían previsto viajar esta noche a Londres para asistir a la entrega de premios de una fundación contra enfermedades infantiles.

Por su parte, Kate, esposa de William, permanecerá en Windsor con sus hijos George, Charlotte y Louis.

Isabel II, de 96 años y que este 2022 celebró 70 años en el trono, está bajo supervisión médica después de cancelar ayer un compromiso oficial.

“Tras una nueva evaluación esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de su majestad y han recomendado que permanezca bajo vigilancia médica”, afirmó.

“La reina sigue sintiéndose cómoda y se quedará en Balmoral”, donde suele pasar los finales de verano, agregó el Palacio de Buckingham en un breve comunicado.
Aunque no se ha detallado el estado de la Reina, el hecho de que sus allegados se hayan desplazado a Balmoral indica que la situación es grave.

Por su parte, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, primado de la Iglesia de Inglaterra, dedicó sus plegarias a Isabel II.

“Mis plegarias, y las plegarias de la gente de toda la Iglesia de Inglaterra y de la nación, están hoy con Su Majestad la Reina”, afirmó el arzobispo en Twitter.

El líder religioso deseó que “la presencia de Dios ofrezca fortaleza y confort a Su Majestad, su familia, y aquellos que cuidan de ella”.

Desde que ascendió al trono, en 1952, la monarca ejerce asimismo el título de “defensora de la fe y gobernadora suprema” de la Iglesia anglicana.

La salud de Isabel II es motivo de creciente preocupación desde que el pasado octubre se supo que había pasado una noche hospitalizada para someterse a “pruebas” médicas cuya naturaleza nunca se precisó.

Desde entonces, ha reducido muy considerablemente su agenda, sus apariciones en público son cada vez más escasas y en ellas se la ve a menudo caminando con dificultad ayudada por un bastón.

En junio, el Reino Unido celebró por todo alto el Jubileo de Platino, 70º aniversario de la llegada al trono de Isabel II. La reina estuvo prácticamente ausente de las celebraciones y apareció solo dos veces brevemente en el balcón del Palacio de Buckingham para saludar a las decenas de miles de personas allí reunidas.

Sin embargo, unas semanas después participó en varios actos públicos en Escocia, apareciendo sonriente y con un bastón en un desfile de las fuerzas armadas en Edimburgo a finales de junio.

Fuente: Emol.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *