Nacional

El contexto de violencia en la Macrozona Sur en que se dio el llamado que terminó con la salida de Vega .

Jeanette Vega se transformó ayer en la primera baja del gabinete del Presidente Gabriel Boric, tras renunciar a su cargo como ministra de Desarrollo Social.
La ahora ex secretaria de Estado dio un paso al costado luego de que se conociera una llamada que realizó una de sus asesoras al líder de la CAM, Héctor Llaitul, para coordinar una conversación.
Aquel contacto telefónico se produjo el 11 de mayo, según publicó el medio Ex-Ante, en el que la asesora le pidió a Llaitul «ver la posibilidad de poder tener una conversación en este momento con usted».
Justo en esa fecha, el Gobierno se encontraba en una encrucijada sobre cómo abordar la violencia en la Macrozona Sur, debido a la serie de atentados que se estaban produciendo después de haber levantado el estado de excepción constitucional que regía desde la administración de Sebastián Piñera.
Sin ir más lejos, ese mismo día ocurrió un ataque incendiario en Mulchén, Región del Biobío, que dejó cinco camiones y maquinaria consumidos por las llamas.
Antes, el 7 de mayo, un ataque causó la quema de tres viviendas en Contulmo.
Desde el Ejecutivo se barajaba la posibilidad de presentar un «estado intermedio» para las zonas afectadas, marcando diferencias así con el gobierno anterior.
La idea era, en principio, que las Fuerzas Armadas sólo se enfocaran en carreteras y rutas principales de las provincias de Arauco y Biobío y la Región de La Araucanía.
Llamado a la «resistencia armada»
En respuesta a esta medida, Llaitul brindó una entrevista al medio Werkén Noticias, en la cual reivindicó las acciones realizadas por la CAM. La entrevista fue publicada el mismo día del llamado de la asesora de Vega.
«Se viene el estado intermedio, que no es otra cosa que un nuevo estado de excepción. Es decir, los milicos esbirros nuevamente desplegados por el Wallmapu custodiando los intereses del gran capital», manifestó ese día Llaitul.
Agregó que «es la expresión en pleno de la dictadura militar que los mapuche siempre hemos sufrido, dictadura que ahora asume el gobierno lacayo de Boric. A preparar las fuerzas, a organizar la resistencia armada, por la autonomía, por el territorio y autonomía para la nación mapuche».
Las polémicas que marcaron los 5 meses de Jeanette Vega como ministra: De "presos políticos" al llamado a Llaitul
Los polémicos dichos de Llaitul generaron rechazo generalizado en el mundo político, desde donde comenzaron a emplazar al Gobierno a querellarse contra el líder de la CAM.
De hecho, el 15 de mayo, sólo cuatro días después de contactarlo a través de su asesora, Vega anunció que el Ejecutivo se querellaría contra Llaitul, según indicó en el programa Tolerancia Cero.
«Se va a concretar y se van a concretar además una serie de medidas de mejoría de la seguridad, que van a ser anunciadas probablemente mañana o pasado mañana por el Ministerio del Interior», aseguró.
Sin embargo, esa acción judicial nunca fue ingresada y recién el 27 de julio el Gobierno decidió ampliar una querella en contra de Llaitul, la cual había sido presentada el año 2020 por el gobierno de Piñera.
A raíz de esa acción, finalmente Llaitul fue detenido el miércoles por personal de la PDI, siendo formalizado por infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado y delitos del Código Penal como usurpación, atentado contra la autoridad y robo de madera.
Se decretó su prisión preventiva, quedando internado en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Concepción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *