RegionalTitular

ARMA se suma a solicitud que se decrete Estado de Emergencia en Diego de Almagro, mientras que Gobierno indica que canalizará ayuda monetaria a más afectados

La Asociación Regional de Municipios de Atacama (ARMA), se sumó a otra serie de autoridades que han solicitado al gobierno que decrete Estado de Emergencia para la comuna de Diego de Almagro y en especial a la localidad de Inca de Oro, “ya que las dificultades presentes requieren de una celeridad en las soluciones, por lo que tanto la comunidad afectada y las autoridades, democráticamente electas, están solicitando con urgencia”, indica un comunicado.

Desde el ente colegiado recordaron que, “la comuna de Diego de Almagro y la región de Atacama, fue donde el Presidente obtuvo el más amplio respaldo a nivel nacional y eso es porque existe esperanza en que este gobierno imponga el sello que prometió en campaña, de estar al lado de los más desposeídos y necesitados”.

“La localidad de Inca de Oro, siempre ha presentado un contraste que muestra en plenitud las desigualdades del sistema económico, ya que existen empresas mineras donde se ven muchos trabajadores de otras regiones, se puede ver igual las camionetas y maquinaria que reflejan la riqueza del territorio versus la pobreza de la comunidad que habita por años en condiciones de miseria, en especial los adultos mayores, que en su mayoría residen en esta localidad minera”, sostienen en el texto.

Además, indican que, “los daños en la Planta de tratamiento de aguas servidas, calles intransitables y el daño en viviendas, es de difícil solución, incluso, donde hay menores tuvieron que enviarlos donde familiares fuera de la localidad. La pérdida de enseres es otra gran dificultad que dejó este evento meteorológico y donde la ONEMI solo ha apoyado enviando frazadas y colchonetas, demostrando una insensibilidad de la autoridad, que viendo en terreno el daño ocasionado, no es capaz de responder a las necesidades que requieren, de una urgente intervención del estado, que solo materializándose a través de este decreto, se espera pueda responder a la gran riqueza que por años, este humilde pueblo minero, ha entregado al país y donde ellos, sus habitantes, no han sido considerados para su desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida”.

Los integrantes de la Asociación Regional de Municipios de Atacama agregan que, “si las autoridades y el Gobierno, que recién comienza su gestión, no son capaces de visualizar la realidad que viven los habitantes de Inca de Oro, será una pésima imagen que demuestra que la lucha protagonizada por la ciudadanía, durante el estallido social, no sirvió para producir los cambios en la mirada de sociedad que esperamos todos y todas en el país”.

Junto con esto, entregaron todo el respaldo al alcalde dieguino Mario Araya y a su Concejo Municipal, “que adoptó un acuerdo para solicitar formalmente este decreto, para ir en ayuda inmediata de estas familias y en especial los adultos mayores, que esperan se les pueda tender una mano ahora que lo requieren con urgencia”.

Apoyos del Gobierno

De acuerdo a lo que indicó la Subsecretaría de Interior, “los catastros realizados desde el municipio de Diego de Almagro, y la acción coordinada con los equipos de emergencia, permitieron levantar los requerimientos asociados a la situación climática calificada como “tormentas eléctricas” por la Dirección Meteorológica de Chile.

El Subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, confirmó que adicionalmente al apoyo entregado por ONEMI, que consistió en 20 colchones, 20 almohadas, 40 frazadas, 20 kit de alimentación y 10 kit de aseo domiciliario, implementos estandarizados por ONEMI y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, desde la Subsecretaría del Interior se determinó entregar bonos de asistencia directa a las familias que sufrieron daños en sus viviendas. Las ayudas económicas para cada núcleo familiar serán de 600 mil pesos y un millón 200 mil pesos. Dichos montos estarán determinados por el nivel de daños en sus hogares y se canalizarán a través de la Delegación Presidencial Regional.

Además, Monsalve agregó que, “si bien la emergencia meteorológica está en calma, los equipos de la Subsecretaría, las Delegaciones Presidenciales Regionales, Provinciales y el municipio siguen observado el comportamiento en una zona donde el “invierno boliviano” es característico en esta época del año”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *